El ímpetu inicial al abrir este blog se baso en un deseo de empezar, mas irracional que calibrado, y siguiendo la idea que otros ya abrieron antes. Eso si, sin reflexión previa y, por lo tanto, exposición de motivos, creo que me faltaba algo.

El periodo vacacional es muy dado, al menos para mi, a que haga lo que en otra época del año no puedo/no saco tiempo suficiente. Así que pensar y reflexionar ha sido una actividad importante estas semanas pasadas.

Más allá de reflexiones personales y profesionales echaba en falta una sobre que hacer con este blog. De primeras, ese ímpetu me llevo a escribir, en general y sin meditar, sobre aquello que me interesa intelectualmente: los puntos de equilibrio y los incentivos para llegar a él. Pero no sabía si debía planteármelo en general (cualquier historia, idea o comentario que me llegara podía merecer una reflexión pausada por mi parte) o temática (concretarlo en algún ámbito de interés particular sobre el que profundizar). Eso si, todo con la idea base de “poner blanco sobre negro” ideas que me rondan y que asi conseguiré estructurar. Bueno y si alguien se anima al debate, mejor que mejor.

Al final, he llegado a la conclusión de que me voy a centrar en los partenariados publico-privados. Me gustan tanto desde el punto de vista de la logica de muchas propuestas de mejora de la politica publica como desde la de mi inquietud profesional. Además, he podido comprobar en estos dias de reflexión que existe un profundo vacio en estos temas dentro de la blogosfera. Por ambas razones, decidido está.

Los proximos posts serán sobre este tema. PARTENARIADOS PUBLICO-PRIVADOS.

Anuncios